EL SABER EN NUESTRAS RAICES

EL SABER EN NUESTRAS RAICES

Actualmente estamos viviendo en una época en la que la participación de la ciudadanía  e involucración en los asuntos culturales de nuestra localidad se está reduciendo, también en gran medida puede ser debido a:

  • Las personas mayores sí que poseen de tiempo pero se encuentra más limitadas para su plena participación ya  sea por su edad avanzada o por enfermedades que puedan padecer y el difícil acceso a los procesos de participación a través de las nuevas tecnologías.
  • Personas adultas se encuentran a un ritmo de vida muy estresante en la que tienen que intentar conciliar vida profesional y vida familiar y en el que apenas tienen tiempo por lo que para relacionarse y participar hacen uso de las nuevas tecnologías.
  • La juventud actualmente dispone del valor tiempo pero que emplean en muchos casos en el uso de las nuevas tecnologías y relacionarse a través de la redes sociales.

Vivimos en una sociedad en la que desgraciadamente se está perdiendo las tradiciones, el saber, costumbres, oficios que antiguamente se iban heredando de generación en generación. Hoy día es cada vez más difícil conocer las coplillas que cantaba nuestra bisabuela, o trabajar en oficios artesanos que se han heredado, ya que las grandes superficies están poco a poco destruyendo los negocios de los pequeños artesanos.

Aun, en los medios rurales perduran algunos de estos oficios y estas tradiciones. Con la pandemia de Covid 19 a todas las personas les ha hecho plantearse o cambiar de forma de vida de una  manera más sencilla, rural, satisfactoria alejada de la gran ciudad.

La cultura del respeto y valores como el cariño, la solidaridad, justicia, tolerancia, equidad y honestidad se trasmite mediante refranes y dichos populares. Es la esencia de la vida en comunidad pues es garantía absoluta de transparencia. El inculcar el respeto hacia los demás crea un ambiente de cordialidad y seguridad; permite la aceptación de las limitaciones ajenas y el reconocimiento de las virtudes de los demás. Evita las ofensas y las ironías; no deja que la violencia se convierta en el medio para imponer criterios. El respeto conoce la autonomía del cada ser humano y el derecho de ser diferente.

Por todo ello, la necesidad  de crear espacios de encuentros participativos entre para que no se pierdan los valores primordiales de nuestra cultura y adaptarnos a los avances tecnológicos de una manera razonable es primordial en este mundo de prisas, estress y de escasa participación social y solo relaciones sociales por redes sociales, cultura de calle.

Y es precisamente para lo que se desarrollará la propuesta de actuación “EL SABER EN NUESTRAS RAICES” contribuyendo a que los distintos colectivos participen  dejando plasmados nuestros saberes, fomentando el respeto y la diversidad mejorando las relaciones sociales y contribuyendo a un mejor conocimiento cultural de nuestra sociedad.

Actualmente se eta editando un librillo que en breve se publicará para el conocimiento de toas y todos.

No Comments

Post A Comment