Tratamiento

tratamiento

No existe actualmente un tratamiento curativo de la enfermedad, pero sí se dispone de tratamientos farmacológicos y no farmacológicos que ralentizan la progresión de la enfermedad.

 

Los tratamientos farmacológicos son específicos para el tratamiento sintomático de la enfermedad de Alzheimer: dirigidos a paliar los síntomas cognitivos y los dirigidos a la neurotransmisión, respecto a los tratamientos no farmacológicos tienen como objetivo mejorar aspectos relacionados con la cognición, la capacidad funcional, el control de los componentes inadecuados y el estado de ánimo.

error: ¡Este contenido está protegido!